Argentina
    - Info Argentina
    - Datos para viajar
    - El PN Los Glaciares
    - El Chaltén
 
Patagonia
    - La Patagonia
    - Los Tehuelches
 
Los Glaciares
   
  Los glaciares
  Los campos de hielo
  Los glaciares patagónicos hoy
  El Glaciar Períto Moreno
  Flora
  Fauna
  La vida en el campo
    - El Gaucho Argentino
  La Fotografía
  Obsequio de Vouchers  
  Mapas Turísticos  
  Mapas Topográficos  
  Libros  
  GPS  
  Alquiler de equipo  
  Filatelia  
 

La vida en el campo patagónico


Desde los primeros pobladores de le región a la actualidad, la esforzada vida del hombre de campo y sus tradiciones casi no han cambiado. Esta es una pequeña síntesis de sus costumbres, tareas campestres, divertimentos y leyendas. Vaya nuestro reconocimiento a esta gente que hace de esta región tan remota del mundo, un poquito más cómoda y habitable.
En los campos patagónicos las construcciones para vivienda básica de los trabajadores  fueron minúsculos asentamientos familiares, algunas veces en solitarios puntos estratégicos o en las cercanías del casco de la estancia. Estas últimas se desarrollaron especialmente para el trabajo ganadero. Hoy, con los inevitables vaivenes de la economía mundial, muchas de ellas, si bien continúan en la actividad económica ganadera, han tenido una fuerte transformación a la prestación deservicios turísticos para no desaparecer.
La Casa del campesino patagónico: El “Puesto” y la “Estancia”: a la vivienda campesina se conoce según el número de piezas y tamaño de la casa. El puesto es una vivienda rústica de una sola habitación, el rancho es un poco más grande que el puesto, de dos piezas (cocina y dormitorio); la Estancia es una “casa” o “rancho” rodeado de una cocina-fogón, galpones, lechería, corrales y otras construcciones agrupadas. La madera es los materiales de construcción más utilizados en la zona. Las chapas (planchas de zinc acanalado) son utilizadas para la cubierta (techo) y para revestir las paredes exteriores. Generalmente los techos se pintan de rojo y a veces se le escribe el nombre de la estancia en el techo.

      

La Gente de campo: El poblador de la zona se caracteriza por su carácter afable y gentil, aunque a veces el tipo de vida en estas zonas tan aisladas y la lucha diaria con el clima y la  naturaleza moldea el carácter típico algo tosco o recio pero siempre respetuoso. Los visitantes son siempre saludados y recibidos con una sonrisa por más agotadora que haya sido la jornada... Aquí nadie anda apurado. Todo es tomado con la filosofía propia de esta gente. Muchas veces escasos de palabra, pero repletos de atenciones para conocidos y extraños, pertenecen a un tipo especial de personas que acepta y entiende las vicisitudes de la vida con buen humor y un corazón a prueba de todo.

     

El Mate: La costumbre de tomar mate permite pasar las horas de soledad o reunir a la familia o los amigos en un rato agradable. El “mate” es la bebida nacional de Argentina, aunque esta costumbre se ha expandido a Paraguay, Uruguay y sur de Brasil. Esta hierba se compone de hojas y tallos desecados del Ilex Paraguayensis, una especie aquafoliácea que posee teína, una sustancia que produce efectos muy similares a la cafeína. La hierba es colocada dentro del “mate” o calabaza y se le agrega agua tibia sin hervir. Luego de reposar unos segundos, el líquido es succionado mediante una pajilla denominada “bombilla”. En ciertas regiones de Argentina se le puede agregar azúcar y otras hierbas aromáticas como “menta” o “peperina”.

Más sobre el mate Argentino

 

El Caballo: Por las importantes distancias a recorrer y las grandes dimensiones de las estancias y fincas, la falta o imposibilidad de realizar caminos y su fácil adaptación a la geografía patagónica, el caballo es irremplazable. Acostumbrado al trabajo duro, el caballo patagónico se caracteriza por su fuerza y gran resistencia a las más variadas condiciones climáticas. Con el paso del tiempo se ha consolidado una verdadera "cultura del caballo", en las que destacan las actividades de amanse, jineteada y rodeo que se practican año a año.

    

El Perro: En los campos patagónicos, el perro se transforma en la “mano derecha” del peón de campo ya que se transforma en incansable auxiliar. Fiel compañero de las largas y solitarias horas de trabajo en esta inconmensurable región. Los perros pastores de la Patagonia son capaces de efectuar múltiples funciones, tales como conducir ovejas, atajar un animal que se aparta del piño, rodear las ovejas, cuidar las pertenencias de su dueño, buscar un animal que se ha perdido, avisar cuando se acerca un desconocido, etc. Además se lo utiliza para cazar pumas, zorros y otros animales menores.

 

Tareas de  campo

La Yerra: La tarea más tradicional de nuestros campos es "La Yerra", considerada una verdadera fiesta. La Yerra consiste en marcar a fuego a los animales que no la tienen.
El trabajo de yerrar a los animales se puede llevar a cabo en los corrales o a campo abierto.
Existen dos formas de agarrar el animal:
• enlazarlo del cuello y luego tirar al animal al suelo sobre su lado derecho - la marca va siempre del lado de montar o sea el lado izquierdo
• pialarlo directamente y tirar al animal al suelo. (pialar es enlazar el animal de las manos o patas delanteras)
Hecho esto se procede a aplicar la marca.
Los hierros de las marcas se calientan en un fuego grande. La marca es un hierro con mango de madera terminado con el "signo" o emblema que identifica al propietario del animal. La marca se calienta al rojo vivo y se aplica sobre el cuero del animal.



Invernadas y Veranadas: El cuidado de los vacunos en el campo está a cargo de los puesteros, peones o de los propios pobladores. Este oficio requiere de gran destreza para montar a caballo y de un vasto conocimiento de los procesos vitales de estos animales, como así de la topografía de los campos de pastoreo en invierno y verano. En el comienzo de la primavera los animales son trasladados en "piños" o "tropas" desde las invernadas hacia praderas conocidas como veranadas que durante el invierno han descansado bajo la nieve de del constante ajetreo y rumiar de los animales durante el invierno.

Esquila: de lanares se desarrolla durante el verano. En la región existen pequeñas explotaciones de ovinos y la esquila se realiza manualmente con tijerones. La lana es prensada y vendida en el mercado regional.

Fiestas, Juegos y diversiones tradicionales

Una de las características de nuestro hombre de campo es combinar la diversión o el trabajo con la demostración de habilidades personales y su valentía.
En los trabajos habituales de manejo de ganado, destacan algunas actividades que, debido a las necesidades de habilidad en el manejo del lazo, del cuchillo, en la dirección de perros o en la doma de caballos, convierten la faena en una diversión y una fiesta. Todas ellas siempre acompañadas por los juegos por excelencia de este rincón de la Patagonia: la taba y el truco.

Jineteada: es una de las etapas en el proceso de domar un potro. Consiste en montar el animal en pelo o con montura, soportando sus saltos, patadas al aire y brincos. Mientras el jinete y el potro realizan su duelo mano a mano, otros hombres a caballo los rodean, auxiliando al primero para evitar que el segundo se dirija hacia los cercos. A los acompañantes se les denomina apadrinadores.

Pialadura: consiste en derribar los terneros o novillos en la carrera, lanzándoles el lazo a las patas anteriores y recogiéndolo para que el animal caiga de bruces. Los apialadores se reparten por el centro del corral, donde se realizan las faenas de marcación y de capa, esperando al ternero que salga desde el brete. Una vez en el corral, el ternero es arreado con violencia para que galope junto al cerco. En esos instantes los pialadores revolean el lazo, es decir, describen círculos con el mismo.

   

 

Truco: es el juego con naipes más popular difundido en toda Argentina. Se caracteriza por la animación del mismo por parte de los jugadores, a través de versos, exclamaciones y señas. Se usan los naipes españoles de cuarenta cartas.
Participan, por lo común, dos, cuatro o seis jugadores pero siempre los bandos opuestos serán dos. Gana quien "mate" el valor de las cartas que juegue el contrario sobre la mesa. Las cartas de mayor a menor valor, son el as de espadas, el as de bastos, el siete de espada, y el siete de oro.

Taba es otro de los juegos característicos de la gente de campo; antiquísimo, ya conocido por los antiguos griegos. Consiste en tirar al aire un astrágalo de vaca o de carnero (hueso); desde cuatro a ocho metros de distancia. Este hueso es cubierto con dos placas de bronce por los laterales. Una de las placas es más larga y se denomina uña. Se gana si al caer queda hacia arriba el lado cóncavo, o cara, llamado suerte; se pierde si queda hacia arriba el lado denominado culo.
La taba se llama tramposa cuando se le introducen cargas que sólo conoce el que lo ha hecho y que, tirada de cierta manera, siempre le resulta suerte.
Normalmente rige un reglamento de juego o bien los jugadores convienen en respetar ciertas y determinadas condiciones, por ejemplo cuando la taba se para de punta, es pinino, admitiéndose en general, como suerte.

 

Sortija
Es uno de los juegos más tradicionales del campo argentino, que aún mantiene su vigencia. Se coloca un arco del que cuelga una sortija (aro metálico de unos 5 Cm de diámetro que pende de un hilo) los jinetes deben embocar dentro de la sortija con una especie de puntero que llevan en la mano, para poder así llevársela. Generalmente se dividen en dos grupos. A una señal parten alternativamente desde uno y otro grupo, de a uno. Cada jinete corre con su caballo, se para apenas en puntas de pie sobre los estribos y con el brazo en alto trata de ensartar y llevarse la sortija.

    

Gastronomía Patagónica

Asado al Palo
La carne que se usa más frecuentemente suele ser el famoso “cordero patagónico”. Al encargado de prepararlo se le llama asador.
Se cocina sobre el asador o palo, que consiste en dos hierros cruzados a modo de cruz, midiendo alrededor de 1,40 m el más largo, cuya parte inferior se clava en el suelo, casi verticalmente.
El más corto sirve para sujetar la carne, que queda colocada longitudinalmente sobre el hierro más largo y se cocina sobre brasas generalmente de leña. A medida que la carne va asándose, también se la aproxima gradualmente a las brasas, hasta que la cocción final se realiza casi paralelamente al suelo, sobre aquéllas. Esta es la comida más típica de la gastronomía patagónica.

Puchero
Es tradicionalmente considerada una comido propia de las personas de escasos recursos aunque es una de las más naturales, nutritivas y simples de realizar. Consiste simplemente en cocinar en una gran olla papas, zanahorias cebollas, calabacines, batatas, zapallitos, choclos y por supuesto algo de carne de vaca, la que generalmente es la parte llamada “caracú” que es hueso de pierna rodeada de algo de carne con alto contenido de grasa.

    

Tortas fritas

Son preparadas con masa similar a la del pan, las cuales se fríen en grasa de vaca. A veces se les agrega azúcar y es el acompañamiento predilecto para el mate los días de lluvia o frío.

 

Curanto
Es una comida típica de Chile, procedente de Chiloé, y que en la actualidad se ha difundido por todo el sur de Chile y Argentina. Tradicionalmente se prepara en un pozo cavado en la tierra, aproximadamente de un metro y medio de profundidad. El fondo se cubre con piedras que se calientan en una fogata. Cuando están muy calientes se retiran los tizones y se comienza a colocar los ingredientes.
La preparación del curanto requiere bastante tiempo, lo que puede constituir un evento social en si mismo.
Primero se colocan los mariscos, pescado, carne, papas, embutidos o longanizas, chapaleles, milcaos y verduras como habas y arvejas. Las cantidades no son fijas, la idea es que haya un poco de todo. Cada capa de ingredientes se cubre con las grandes hojas de una planta llamada pangue o nalca, o en su defecto, con hojas de parra o de repollo. Todo esto se cubre con tierra, champas y sacos mojados, simulando una gran olla a presión, en la que se cuecen los alimentos durante una hora o un poco más. Su sellado para permitir una cocción al vapor y con toques de ahumado.
Una vez listo el curanto este es destapado y los alimentos cocidos se traspasan a fuentes que se van ofreciendo a los comensales.

     

  

 


Recomendar    ·   Favoritos     ·   Su web de inicio   ·   Privacidad   ·   Seguridad   ·  Newsletter  ·   Blog

Walk Patagonia - Walk & Trek EVT - Leg. 14504 - Disp. 440.
Prestador de Servicios Turísticos del Parque Nacional Los Glaciares - El Chaltén - Patagonia – Argentina
Derechos reservados © 2011/12 - Diseño: The Labs

Directorio de Empresas de Turismo activo
marca-pais